Dependiendo del número de encuestas que hagas podrás conseguir mucho o poco dinero. Sin embargo al principio podrás tener muchas ganas de comenzar a llenar encuestas pero todo dependerá de la suerte, no siempre tendrás encuestas que rellenar, tu primer encuesta tomara mucho tiempo en aparecer, por eso debes registrarte en todas y cada una de las páginas de encuestas que puedas.
Aquellos que hablan inglés se podrán reír de esto, pero lamentablemente es un problema creciente. Cada día salen a la calle cientos de profesionales que: número uno, no saben hablar inglés y, número dos, no saben manejar una computadora. Eso por un lado y siguiendo con el tema, aún hoy día, muchas universidades ni siquiera tienen en sus programas una materia dedicada exclusivamente al Mercadeo por Internet.
Hola, muchas gracias por tu informacion, soy ama de casa y tambien estoy interesada en trabajar por internet desde mi hogar tengo un bebe y necesito generar ingresos,, por que la economia esta muy dificil en estos momentos y es dificil encontrar un empleo cuando no se es profecional en este pais, Dios te vendiga un saludo. voy a poner en practica el # 1 espero la suerte me acompane, gracias.

Si te estás planteando en lanzarte al marketing de afiliación, puede que se te plantee otra gran duda:  “¿Cómo saben que has derivado un comprador?”. En este punto entra en juego la tecnología. Cuando un lector de tu blog pulsa sobre el anuncio su navegador recibe una cookie de rastreo. En ella se almacenan, entre otros datos posibles, todos los datos del anunciante así como los del medio de procedencia.


Muy buena explicación de este fantástico mundo de afiliación al que cada vez nos dedicamos más personas, como bien dice Rubén hay que empezar a olvidarse de esas anticuadas formas de monetización como google adsense ya que bajo mi punto de vista eso es cosa del pasado y esto resulta muchisimo más rentable 😉 a parte de que dependendes de ti mismo y no de la gran G.

En terminos de no marketing el objetivo es es convertir a un desconocido en amigo, para luego convertir ese amigo en cliente, para luego convertir a ese cliente, en un cliente que le compre toda la vida, una y otra vez, y que genere más clientes. Que se convierta, por decirlo de alguna manera, en un evangelizador de sus productos o servicio o mejor aún en un ente viral.
×